Al contar con modernos equipos de ecografía y radiología, podemos detectar más fácilmente las fracturas de tu mascota y, así, poder tratarlas para que fijen bien sin que tu mascota tenga que sufrir de más.